motoresenv

La estadía del equipo Andrea Moda Formula en la F1 puede considerarse como uno de los fiascos más estrepitosos de la máxima categoría. La escudería se puso en marcha a fines de 1991, cuando el equipo Coloni fue adquirido en su integridad por el misterioso hombre de negocios Andrea Sassetti, en 8 millones de libras esterlinas.

McCarthy intentó clasificarse en San Marino, pero su tiempo fue de 10.672 segundos más lento que el de Michele Alboreto, el mas rápido de la Precalificación – Foto: © John Townsend

El equipo alistó para el inicio del calendario 1992 dos viejos chasis Coloni C4, con motores Judd 3.5 V10 y caja de cambios Dallara, mientras que los pilotos inscriptos por Andrea Moda Formula, eran Alex Caffi y Enrico Bertaggia. Teniendo en cuenta las deficiencias del ex chasis Coloni (en 1991 no se clasificó en ninguna de las 15 competencias a la que se presentó), sumado a la poca fiabilidad de los motores Judd, no hacia falta ser un ‘adivino’ para intuir los resultados de semejante combinación.

En la primera fecha del calendario, Sudáfrica, la escudería no participó por una disputa con los organizadores, que le reclamaban un pago de 100.000 dólares en concepto de honorarios, por tratarse de un nuevo equipo. Sassetti se negó a pagar dicha suma básandose en casos anteriores, como los de March/Leyton House, Arrows/Footwork y Osella/Fondmetal, que tampoco abonaron dicho canon, al cambiar su denominación.

Para la segunda presentación de la categoría, en México, el equipo construyó dos monoplazas nuevos bautizados S921 en base a un diseño de Nick Wirth, de la compañía Simtek. Andrea Moda Formula tampoco pudo competir en México, ya que llegó tarde al circuito por demoras en la aerolínea.

En España Moreno rompió el motor, su compañero McCarthy ni siquiera pudo salir de boxes – Foto: © John Townsend

Finalmente en la tercer fecha, el GP de Brasil, se alistó una sola máquina, el flamante Moda S921 con motor Judd 3.5 V10, neumáticos Goodyear y lubricantes Agip. El nuevo piloto era el local Roberto Moreno, sin lugar a dudas, el mejor capital del equipo. Tal como se preveía, Moreno no se clasificó, obteniendo un tiempo de 1’38.569, 16.408 segundos más lentos que el más rápido de la Precalificación, el Venturi/Lamborghini de Bertrand Gachot.

Brasil quedó atrás, pero nada cambió en España y San Marino, en estas dos últimas fechas, ya con un segundo coche a manos del británico Perry McCarthy, quien hacia su debut en la categoría…

17 minutos duró la aventura de Moreno en Mónaco, hasta que se rompió el motor. Marchaba en un decoroso 19º puesto – Foto: © John Townsend

Pero los milagros existen, y así lo demostró Roberto Moreno en la siguiente fecha en Mónaco. A puro corazón, el brasileño marcó el 3º registro más veloz en la Precalificación y obtuvo el último lugar de la grilla de partida. ¡El Andrea Moda Formula ya era parte de la historia! La aventura en carrera duró 11 giros, cuando el motor Judd se rompió. Para ese entonces, Moreno marchaba 19º entre 26 participantes. A su vez, el brasileño marcaba el 22º registro más veloz de la carrera.

La crisis económica para después de Mónaco ya era insostenible, el mismo Perry McCarthy admitió que durante la soleada sesión clasificatoria en Silverstone, durante el Gran Premio Británico, los mecánicos le colocaron neumáticos de lluvia al no contar con los lisos por falta de dinero…

El Moda sin ningún sponsor en Gran Bretaña. Notese los neumáticos de lluvia en un día radiante de sol…

El equipo nunca más volvería a clasificarse para un Gran Premio, y la aventura en la F1 iba a durar 5 carreras más. Durante el fin de semana de carrera del GP de Bélgica, Andrea Sassetti, fue arrestado bajo el cargo de fraude por la Policía local. Al equipo se le prohibió participar por el resto de la temporada.

Del misterioso Sassetti, poco se supo más tarde, aunque se dice que cuando alguien le menciona Mónaco, sus ojos se le iluminan y esboza una sonrisa…

 

 

 

> Andrea Moda Formula
> Life Racing Engines